¿Por qué nos gusta tanto el mariachi?

Una de las cosas que nos han identificado como mexicanos y nos identificaran siempre son los mariachis. El traje de charro tan reluciente con ese enorme sombrero es tan genial que lo usaría todos los días. Y es que todos los que son charros tienen un porte elegante e impone con gallardía; el charro con pistola, reata y espada siempre infunde respeto. Aunque forma parte de la música tradicional, el mariachi se codea con las últimas tendencias musicales ― ¡Incluso está por encima del Pop!―. Además, “Mariachis DF” es una de las búsquedas más recurrentes en Google.

Los mariachis son una parte importantísima de la cultura mexicana. Surgió durante el virreinato; al mismo tiempo y a lo largo de toda la república mexicana, agrupaciones de músicos campesinos se reunían para interpretar canciones tradicionales. Todo se hacía después de las misa dominical; momento en que la población entera se reunía en cantinas y calles para beber, ocurrían sendas borracheras que podían durar hasta tres días.

Hoy, los podemos encontrar en Garibaldi; un gran número de agrupaciones que esperan a interpretar las canciones de esta tierra.

El mexicano parece tener el festejo dentro de su código genético; es sensato, muestra sus sentimientos, tiene los sentimientos siempre a flor de piel y no tenemos miedo de mostrar lo que nos duele. Además, nosotros siempre encontramos una buena excusa para divertirnos y echar el relajo. En pocas palabras, somos fiesteros por naturaleza.

Tal vez esa es la razón por la que el mariachi tiene tanta relevancia hoy como la ha tenido desde hace siglos; es un género que tiene nuestro espíritu anclado. Lo escuchamos en Spotify cuando estamos felices, tristes o enamorados, es un género que funciona para toda ocasión.

Hoy, grupos como Mariachis Garibaldi siguen interpretando fielmente las canciones tradicionales de nuestro país. Además, muchos ahora se dedican a tocar géneros que no pertenecen al mariachi; tal es el caso del norteño y la banda.

Si te pareció interesante mi post; por favor compártelo en tus redes sociales. Nos vemos pronto con mucho más contendido.

¡Hasta la vista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *