5 ventajas de contratar mariachi [Entrevista].

¡¡¡Hola!!! ¿Qué tal están?

Antes que nada, tengo la impresión de que les debo –mi querida audiencia- un agradecimiento extendido, tanto por leer como por compartir los contenidos de éste Blog. Ha estado creciendo muchísimo, y todo es gracias a ustedes… mis queridísimos lectores constantes.

Precisamente, como muestra de gratitud hacia ustedes, me he dado a la tarea de buscar un tema que, si bien no es de relevancia, sí despertará tu interés; e incluso, podría resultarte de gran utilidad en el futuro.

El otro día tuve la oportunidad de entrevistar a un grupo mariachi cdmx llamados Mariachis CDMX. Me hablaron un poco acerca de los beneficios de contratar sus servicios.

En primer lugar, me hablaron de cosas que yo no sabía, como que no solamente les llaman para cantarle a las chicas o para una fiesta; en ocasiones son solicitados para acudir a una tocada ¡¡¡En funerales!!!

En fin, estas fueron algunas de las preguntas que me respondieron:

¿Qué es lo que ignora la gente sobre los mariachis?

   Bueno, pues, en primer lugar, la gente no sabe que el mariachi tiene su origen en Francia, viene de la palabra mariage. El mariachi era un músico que tocaba en las bodas de la monarquía en siglos pasados.

Por supuesto, la gente a veces no comprende del todo lo difícil que es nuestra labor, y lo importante que sigue siendo para la cultura mexicana. Ya que el mariachi como se le conoce, ya es un mexicanismo.

¿Qué es lo más difícil de su trabajo?

   Lo más difícil de nuestro trabajo como mariachis es que la gente quede satisfecha. ¡Vaya! Nuestro objetivo siempre es conseguir una sonrisa o una lágrima (de tristeza o felicidad) en la persona que nos contrató. Por ejemplo, cómo te dije, a veces tocamos en funerales -sigue siendo costumbre sobre todo en pueblos-; y si los llaman es porque esperan que la tocada sea bastante emotiva, posiblemente porque así le gustaba al difunto.

¿Cuál es la recompensa más grande para ustedes cuando tocan?

   La mayor recompensa sucede cuando nos damos cuenta de que la gente queda satisfecha. ¡Afortunadamente nos sucede muy a menudo! Ver a las muchachas asomarse por los balcones y sonreírle a su chavo, o cosas así siempre son una gratificación inmensa.

Una vez nos contrató un empleado de la central de abastos para visitar a su novia. Le llamó desdé su Telcel y nos lanzamos para su casa.

Fue una experiencia muy bonita, la verdad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *